Frida Esparza solicita canalizar recursos suficientes para instrumentar campañas y políticas contra obesidad, diabetes e hipertensión

  • El Gobierno Federal tiene más recursos por IEPS a “alimentos chatarra” y nueva legislación sobre su etiquetado, pero gasta en todo, menos a informar y prevenir, acusa

Ciudad de México.-  La diputada Frida Alejandra Esparza Márquez (PRD) demandó al Gobierno Federal canalizar recursos suficientes para instrumentar campañas de prevención y políticas públicas para combatir la obesidad, diabetes e hipertensión, entre ellos, dijo, el dinero recaudado por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a alimentos y bebidas con alta densidad calórica.

Se debe dejar de responsabilizar únicamente a fabricantes de “alimentos chatarra” de los problemas de salud, y asumir su responsabilidad por omitir campañas sobre la nocividad de tales productos, sostuvo.

En un comunicado, refirió que de acuerdo con investigaciones de medios de comunicación basadas en datos oficiales, la administración federal sólo destina 20% de la recaudación del IEPS a alimentos y bebidas con alta densidad calórica a medidas preventivas, lo cual contraviene el propósito original del gravamen esgrimido en 2014 -cuando se creó-, que era detener el alarmante aumento de males como la obesidad y la diabetes.

Esparza Márquez destacó que los mismos impulsores del Presupuesto 2020 echaron mano de ese argumento para justificar el aumento al IEPS a esos productos en el presente año, pero dada la ausencia de campañas contra esas enfermedades, es claro que no cumplen lo prometido y comprometido.

“Con esto se evidencia que sólo les importaba, como a los gobiernos pasados, tener mayor recaudación para otros propósitos, no para regresarlo a la ciudadanía a través de programas de protección”, aseveró.

Recordó que, en representación de su bancada y como integrante de la Comisión de Salud, apoyó reformas a la Ley General de Salud en octubre de 2019 para disponer de un sistema de etiquetado alimentario claro, sencillo y veraz en los productos industrializados.

El objetivo, dijo, fue garantizar el derecho a la información nutrimental clara para favorecer la libre elección sobre lo que se ingiere, en especial, por parte de niñas, niños y adolescentes.

La diputada perredista reiteró la relevancia de ello dado que la obesidad es uno de los problemas de salud más graves que, además de crecer a un ritmo preocupante y con altos costos sociales y económicos, incide en otras enfermedades no transmisibles, como cardiovasculares, diabetes tipo 2 e hipertensión, y provoca 45% de las muertes en México.

“Se ubica como la causa principal de esta situación justamente el alto consumo de productos industrializados, ultra procesados, con alto contenido energético y muy bajo valor nutricional, pero en ello tiene responsabilidad el propio Gobierno Federal por no ocupar los recursos puestos a su disposición por la Cámara de Diputados para prevenirlo, pues el nuevo etiquetado que se aprobó no resuelve por sí mismo el problema”, apuntó.

Acusó que el Gobierno Federal continúa privilegiando el ahorro y la austeridad en materia de salud, que se traduce en carencia de personal médico y desabasto de equipo y medicamentos. “Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México gasta entre 2 y 2.8% del PIB en salud, mientras el de otros países miembros es de entre 5 y 6.4%”

Esparza Márquez reiteró el compromiso del PRD de seguir fortaleciendo el marco jurídico y la asignación de recursos en salud a fin de atacar el problema de manera integral, pero insistió en que, para que se reflejen en la realidad, es necesario que el Gobierno ejerza tales recursos.

Publicar un comentario

0 Comentarios