Estado tiene que garantizar que la información sobre la pandemia de COVID-19 tenga alcance nacional: ONU

  • Existen varias medidas que los Estados pueden adoptar para combatir la pandemia con pleno respeto al derecho a la libertad de expresión, Guillermo Fernández-Maldonado Castro, Representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos
  • Es fundamental trabajar con poder para tratar de evitar que se propaguen las noticias falsas, ser promotores de la verdad: Philip Chetwynd, Director de Información de la AFP

Ciudad de México.- El Estado tiene que garantizar que la información sobre la pandemia de COVID-19 tenga alcance nacional, llegue a los lugares más remotos del país, de forma comprensible y adaptada a la diversidad de públicos, como niñas, niños, adultos mayores y personas con discapacidad, planteó Guillermo Fernández-Maldonado Castro, Representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“La manera más efectiva de combatir la desinformación es difundir información cierta más rápidamente que la falsa y abordar las dudas de la población de forma abierta. Esto se puede lograr con campañas de información sobre temas clave de la pandemia, y en especial con la garantía de espacios para el debate público, no restringiéndolos”, enfatizó Fernández-Maldonado, durante la Semana Nacional de Transparencia 2020, que este año aborda el tema Salud Pública y Transparencia.

En la conferencia magistral “Sobresaturación de información y fact checking”, el Representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos destacó que existen varias medidas que los Estados pueden adoptar para combatir la pandemia con pleno respeto al derecho a la libertad de expresión.

“La información salva vidas, en lugar de emprender acciones intimidatorias contra periodistas o hacer su público descrédito, los gobiernos deberían enfocarse en la diseminación de información cierta sobre la prevención y consecuencia de la pandemia”, enfatizó.

Philip Chetwynd, Director de Información de la AFP, expuso la manera en que se desarrolla el fact checking o análisis de datos duros fidedignos, con grupos de profesionistas que se enfocan en descartar noticias falsas, estudiando la información, para tratar de entender cómo se propaga la información no fidedigna, incluso teorías de conspiraciones, que dañan la confianza que la población tiene en las autoridades y causan impacto en la sociedad.

“Podemos como analistas detectar la información no fidedigna, podríamos leer o hemos leído noticias como si comes ajo y lo masticas evitas el COVID o toma agua con vinagre o utiliza un compensador con tu cubrebocas, todas estas acciones ponen en riesgo a la salud”, resaltó.

Subrayó que las redes sociales pueden ser armas mediante las cuales se propaga información que no es real, por ello, es fundamental trabajar con poder para tratar de evitar que se propaguen noticias falsas, ser promotores de la verdad, de los datos duros.

“Todo esto nos ha llevado a ser creadores de este centro en donde tenemos 18 lenguas distribuidas con nuestros analistas de datos duros en todo el mundo, Latinoamérica, en toda la región, creo que es muy interesante poder ciertamente ser observadores de esta pandemia ante el COVID-19”, afirmó.

Al moderar la conferencia, Lilia María Vélez Iglesias, Directora General Académica, de la Universidad Iberoamericana, Puebla, retomó los planteamientos de Fernández-Maldonado y subrayó que es obligación del Estado proporcionar información veraz y confiable a todas las poblaciones, particularmente a las más vulnerables, y en alianza con los medios y las personas que difunden información.

Los trabajos de la Semana Nacional de Transparencia 2020 fueron coordinados por la Comisionada Blanca Lilia Ibarra Cadena.

Publicar un comentario

0 Comentarios