Respeto y diálogo, hilos para que la industria de la moda teja un futuro ético y justo con las comunidades originarias: Alejandra Frausto

La Secretaria de Cultura participó en la conversación titulada “Dónde se ha equivocado la industria de la moda con la apropiación cultural”. Foto. Edoardo Esparza/Secretaría de Cultura.

  • La Secretaría de Cultura del Gobierno de México tiende puentes para que esto sea posible

Ciudad de México.. La secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, afirmó que es posible que la industria de la moda pueda establecer nuevas prácticas de trabajo con las comunidades originarias, nada sin ellas, y siempre que ellas así lo decidan, donde ambas partes resulten beneficiadas e invitó a generar una nueva conciencia sobre la apropiación cultural y buscar modelos de colaboración a través del diálogo y el respeto.

Esto lo dijo al participar en la conversación titulada “Dónde se ha equivocado la industria de la moda con la apropiación cultural”, que se llevó a cabo este 24 de marzo en el Foro Diversidad, del grupo Fairchild Media, presentado por la revista especializada WWD.

--“La palabra telar para nosotros es fundamental; a veces se teje con las manos, atado a la cintura, las manos se mueven desde el corazón hasta el ombligo y así se va tejiendo la urdimbre, un material fuerte, colaborativo, que nos va a proteger. Así, de la mano de las y los creadores tradicionales se puede trabajar, busquemos esta ética, esta posibilidad de tejer juntos un futuro para la moda más coherente para las comunidades, con mucho mayor justicia”, afirmó.

Organizado en línea por la revista estadounidense Women’s Wear Daily (WWD), un referente en la industria de la moda, el foro tuvo el objetivo de reunir a empresas y líderes del sector para analizar y trazar una nueva hoja de ruta que permita encontrar mecanismos de inclusión y diversidad en el sector.

En el diálogo que la secretaria Alejandra Frausto Guerrero sostuvo con el director de moda masculina y femenina de WWD y WWD.com, Alex Badia, la encargada de la política cultural del país explicó que diseñadores y marcas internacionales han mostrado interés en las creaciones de artistas tradicionales de México porque son culturas vivas y recordó que ante algunos casos de apropiación cultural indebida, la dependencia a su cargo ha roto el silencio pidiendo una explicación a las marcas que realizan esas prácticas, además de invitarlas a dialogar con las comunidades afectadas, a fin de establecer nuevos vínculos de colaboración, desde el respeto.

--“Al escuchar y conocer a las comunidades las van a respetar mucho más, van a entender que lo que está ahí es un valor cultural profundo; que podrían, a partir de buenas prácticas, justamente en estos lugares donde existe esta riqueza cultural pero una marginación económica grande, pueden hacer una aportación a una humanidad más justa, pueden hacer una gran aportación a desarrollar trabajo de la mano de las comunidades si ellas así lo quieren y creo que nosotros abrimos estos espacios de diálogo”, comentó Frausto Guerrero.

En ese sentido, puso como ejemplo a la empresa Louis Vuitton, que aceptó la invitación al diálogo con las comunidades, luego de recibir una carta de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México ante un caso de apropiación cultural, así como a la multinacional Nike, que buscó de manera directa a la dependencia para tender el puente hacia las comunidades artesanales a fin de diseñar una colección especial.

--“Nosotros tendemos este puente para que dialoguen y lleguen a un trato justo, a un proyecto que se pueda desarrollar. Una colección que seguramente tendrá gran éxito en el mercado desde el respeto, el reconocimiento, la colaboración, desde una situación mucho más pareja”, dijo.

Y agregó, “tenemos una extraordinaria riqueza cultural, no es que se llegue y se compre, es un trabajo ético de creador a creador, desde la propia comunidad con otro creador de otro continente, de otra cultura”. De igual forma, explicó que se busca que las y los creadores tradicionales puedan viajar a otros países e interactuar con las y los diseñadores, puesto que son eslabones de la misma cadena de la industria de la moda.

En materia de la protección de derechos colectivos, afirmó que el Gobierno de México trabaja en dos medidas contundentes, la primera es el diseño de un sistema de fomento y protección, en conjunto con la ONU y la UNESCO, “para que este ejemplo de México pueda hacer una nueva tendencia de respeto y de ética”; mientras que la segunda es una nueva ley en la materia, la cual ya se encuentra en el Congreso de la Unión.

Aprovechó la oportunidad para comentar que la Secretaría de Cultura llevará a cabo una feria donde las comunidades originarias y diversas marcas puedan establecer relaciones colaborativas, que lleva por nombre “Original” y, si las condiciones sanitarias lo permiten, se llevará a cabo a finales del año 2021.

--“Estamos seguros que con la feria se abrirán espacios de diálogo y de construcción mucho más generosos, cotidianos. Que se mantenga la puerta abierta, una interlocución para poder hacer este desarrollo, no estamos cerrados a ello, pero hay una frase que surge, justamente de las comunidades ‘nada de nosotros sin nosotros’, y somos parte de la defensa de este precepto”, afirmó.

El Foro Diversidad del grupo Fairchild Media se llevó a cabo en cuatro sesiones donde participaron líderes de la industria de la moda, como Emma Grede, directora ejecutiva y cofundadora de Good American, marca de moda inclusiva; Daniel Huby, director comercial y socio de ESCVDO, marca de moda ética contemporánea que utiliza técnicas textiles ancestrales peruanas en la creación de sus piezas; Mikaila Brown, antropóloga de la moda; CaSandra Diggs, presidenta del Consejo de Diseñadores de Moda de América (CFDA, por sus siglas en inglés); Bethann Hardison, modelo y activista; Estefanía Lacayo, cofundadora de la Cumbre de la Moda Latinoamericana, y Roseann Lynch, vicepresidenta ejecutiva y directora de Personal de Ralph Lauren Corp.

Publicar un comentario

0 Comentarios