Proponen reformas para implementar un programa de recuperación de alimentos para evitar el desperdicio

Propone David Bautista reformas para implementar un programa de recuperación de alimentos para evitar el desperdicio

  • Se priorizará el abastecimiento de alimentos a las escuelas de educación básica que más lo necesiten, señala el diputado de Morena

Ciudad de México.- El diputado David Bautista Rivera (Morena) presentó una iniciativa ante la Comisión Permanente para implementar programas de recuperación de alimentos, con el objetivo de evitar la pérdida y desperdicio de los mismos y redirigirlos a las escuelas públicas de todos los niveles educativos. 

Señaló que la pérdida significativa de comida es resultado de las decisiones y acciones dentro de la cadena de producción, almacenamiento, distribución y consumo de alimentos, así como de las técnicas de cosecha ineficientes.

“Por ello es fundamental integrar políticas encaminadas a reducir el desaprovechamiento de alimentos que, además, tiene un impacto ambiental y económico”, subrayó en un comunicado. 

Refirió que particularmente en México, al año se pierden 20.4 millones de toneladas de comida, es decir, 34.7% de la producción nacional, un promedio de casi 158 kilos por persona (por día casi medio kilo cada uno y 56,000 toneladas a nivel nacional), según datos del Banco Mundial. 

En materia ecológica, manifestó, la huella hídrica del desperdicio es masiva, “pues el agua que se desperdicia -en la siembra y crecimiento de frutas, verduras, hortalizas, que se tiran a la basura- es de 40 mil millones, similar al consumo de agua de todos los habitantes del país durante 2.4 años”.

Además, expuso, la producción de comida conlleva un gran gasto de energía derivada de combustibles fósiles, ya que el petróleo se utiliza en casi todas las fases de la producción de alimentos: desde la producción de fertilizantes hasta la plantación y cosecha, el riego, el enfriamiento y el transporte.

Aunado a lo anterior, mencionó que la problemática es fundamental en términos de sustentabilidad, pero también en términos netamente económicos, pues según las cifras del Banco Mundial, en México las pérdidas se estiman en 491 mil millones de pesos.

Bautista Rivera expresó que la desigualdad de ingresos que se vive en el país provoca que gran parte de los hogares no puedan consumir alimentos adecuados y en buen estado, puesto que “cerca de 50 millones de mexicanos tienen problemas para acceder a la canasta alimentaria”.

 Mencionó que al implementar un sistema para la reducción de pérdidas y desperdicio de alimentos, así como de recuperación de alimentos dirigidos a escuelas públicas, no sólo se estaría atacando la desnutrición infantil y el desperdicio de alimentos, “sino otros problemas como el desperdicio de agua y problemáticas que son parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para el año 2030”. 

La propuesta con proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 9 y 75 de la Ley General de Educación y 114, 115 y 215 de la Ley General de Salud, prevé coordinar en conjunto con la Secretaría de Educación Pública, las entidades del sector salud y de educación y los gobiernos de las entidades federativas, en sus respectivos ámbitos de competencia, programas de recuperación de alimentos. 

Así como dirigir la distribución de los alimentos recuperados en las instituciones escolares, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 75 de la presente ley y priorizando el abastecimiento en escuelas de educación básica de las comunidades indígenas, más pobres y/o marginadas del país. 

De igual forma, contempla celebrar convenios de cooperación, coordinación y concertación con los sectores públicos, privados y sociales para llevar a cabo programas de recuperación de alimentos.

Publicar un comentario

0 Comentarios