Agresión contra los periodistas…

No es enterarte a través de un WhatsApp sobre una propuesta de Ley que impactará en tu vida y actividad cotidiana.
Foto Antonio Sánchez

Dos diputadas, Silvia López Escoffié y Milagros Romero Bastarrachea, presentaron en el Congreso del Estado una iniciativa para crear la “Ley de Protección a Periodistas y Medios de Comunicación” y las y los periodistas cuestionan ¿Quién elaboró el documento? ¿Quiénes participaron con sus opiniones en el presunto “foro con periodistas y medios de comunicación”? porque, al menos en Mérida, muchos compañeros dicen que desconocían esto hasta ayer que comenzó a circular en WhatsApp una invitación para acompañarlas a entregar la propuesta.  La prensa de los municipios también se dice marginada.

Y no es que la idea sea mala o que la ley no sea benéfica, en algún sentido. Es un clamor nacional y estatal de los periodistas que se requieren mecanismos de protección para el cabal desempeño de la actividad, principalmente frente a la estructura del poder público porque está documentado que la mayor agresión contra el trabajo reporteril, sea prensa escrita, fotoperiodistas o digitales, proviene de servidores públicos de todos los niveles. A ellos incomoda más la transparencia.

Los reporteros, los periodistas, los reporteros gráficos y los ahora “portaleros” sólo son mensajeros de la verdad, de la necesaria transparencia en el quehacer público y más cuando en el desempeño están los dineros del pueblo. Cuestionar incomoda, ahí está el peligro.

No es enterarte a través de un WhatsApp sobre una propuesta de Ley que impactará en tu vida y actividad cotidiana. Que se sepa las agrupaciones, asociaciones y uniones de periodistas yucatecos no fueron consultadas y ahí está la primera agresión, precisamente de las diputadas promoventes.

En lo particular alzo la voz y solicito respetuosamente al presente H. Congreso del Estado de Yucatán NO aprobar la iniciativa y dejarla como caso pendiente para la próxima Legislatura y sea ésta la que conjuntamente con los periodistas lleve a buen término este esfuerzo de recopilación de otras leyes estatales que realizaron ambas legisladoras SIN la participación, hay que insistir, de los directamente interesados.

Que en Yucatán la Ley de Protección a Periodistas y Medios de Comunicación sea de avanzada, que cumpla con las necesidades de las y los comunicadores; que las y los periodistas expongan sus necesidades y éstas se transformen en artículos de ley que les garantice un mejor ambiente laboral y mayor seguridad para ellas/ellos, sus familias e hijos. Es nuestra aspiración.

Una Ley que proteja a todos por igual, desde los reporteros hasta quienes dirigen las publicaciones, quienes también reciben amenazas y son altamente susceptibles a sufrir las consecuencias de publicar lo que a un servidor público, a un dirigente de partido o de sindicato incomode. Que todas las voces y sus propuestas sean escuchadas. Ese debe ser el próximo ejercicio. Así se debería legislar.

Es cuanto.

Publicar un comentario

0 Comentarios