Advierten riesgos para el campo si predomina el “romanticismo agroecológico”

  • Se renueva la presidencia de la UMFFAAC, el Ing. Francisco Ortiz Malcher presentó su último informe de labores; lo sustituye el Ing. Luis Eduardo González Cepeda
  • Ortiz Malcher advierte que el aumento de la demanda de alimentos exige una producción moderna y con base científica
  • El nuevo presidente de la UMFFAAC exhorta a SEMARNAT a no obstaculizar el objetivo del gobierno de la autosuficiencia alimentaria  

Ciudad de México.- En el marco de la Asamblea General Ordinaria de Asociados de la Unión Nacional de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos, UMFFAAC, el Ing. Francisco Ortiz Malcher rindió su último informe de labores como Presidente de la Unión y advirtió de los riesgos de la aplicación de una política de “romanticismo agroecológico” impulsada por la SEMARNAT y el CONACYT que no toma en cuenta las necesidades de un país como México con sus más de 130 millones de habitantes, y que requiere la producción de alimentos a gran escala, si se quiere depender menos del exterior y acceder a la seguridad alimentaria

La visión romántica que privilegia prácticas sin el uso de glifosato, el herbicida más utilizado en el mundo, solo es viable para la producción en pequeña escala o el autoconsumo y, además, aumentaría los costos de producción hasta en un 300 por ciento por hectárea y reduciría la producción de alimentos entre un 20 y 40 por ciento, afectando especialmente a los pequeños productores de los estados más pobres del país.

“A pesar de la satanización con la que se quiere ver a los agroquímicos y al gremio de productores, la UMFFAAC es una agrupación responsable que, como prueba de su compromiso con la salud y cuidado del medio ambiente ya retiró 90 registros de plaguicidas”, dijo Ortiz Malcher en su último informe de labores.

Por su parte, el nuevo presidente de la UMFFAAC, el Ing. Luis Eduardo González Cepeda, señaló que la campaña sistemática de funcionarios de SEMARNAT contra el glifosato y apoyada por una red de organizaciones que no representan los intereses de los pequeños productores agrícolas, omite deliberadamente la información científica disponible en su justificación para sus intentos de prohibir el glifosato. Esta política, dijo “solo va en sentido contrario al objetivo de esta administración de alcanzar la autosuficiencia alimentaria”.

González Cepeda señaló que en la UMFFAAC, “vemos con preocupación cómo se ha dificultado el diálogo con funcionarios que desean imponer su visión que solo confunde a consumidores y opinión pública, generando una serie de afirmaciones sin sustento científico sobre el proceso de producción de alimentos” y se preguntó “¿Por qué los funcionarios de SEMARNAT, atacan el uso de glifosato sin tomar en cuenta la información de agencias reguladoras internacionales como la EFSA, (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), la ECHA,  (Agencia Europea de Sustancias Químicas)  o las agencias como la EPA, (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) o el Instituto Federal para la Evaluación de Riesgos de Alemania, BfR? 

El nuevo presidente de la UMFFAAC, quien entrará en funciones en enero del próximo año, dijo también que “no es posible soslayar el hecho de que, gracias a la industria de protección de cultivos, hemos logrado grandes avances en la productividad del campo mexicano y, con ello, somos una parte relevante del crecimiento económico de nuestro México”.

González Cepeda afirmó que de persistir la visión idealista de funcionarios “más preocupados por imponer su ideología, que por promover prácticas sustentables compatibles con la productividad en el campo”, el gobierno pondrá en riesgo la economía y bienestar de productores agrícolas, el encarecimiento de los alimentos y, peor aún, generará la dependencia de mercados extranjeros que utilizan el glifosato en los cultivos.

En este sentido, el nuevo Presidente de la UMFFAAC dijo que el país entraría en el absurdo círculo vicioso de poner restricciones al productor nacional, como limitar el uso de un herbicida utilizado en más de 120 países en el mundo, incluidos los Estados Unidos, nuestro principal socio comercial, para que, a final de cuentas, terminemos importando alimentos que utilizan el herbicida que aquí se quiere eliminar y que, por cierto, está clasificado en la banda verde de toxicidad, la de más bajo riesgo, de acuerdo a la propia Comisión Federal para la Prevención de los Riesgos Sanitarios, (COFEPRIS).

“Creo que la actual administración tiene que ponderar las prioridades que tiene en materia agrícola: si va a seguir tolerando la visión de funcionarios de SEMARNAT que no les importa las consecuencias de su visión idealista del campo, o va a defender los intereses de los millones de productores agrícolas, con el consiguiente beneficio para sus economías y para la seguridad alimentaria del país”, señaló el nuevo presidente de la UMFFAAC.

Finalmente, el Ing. González Cepeda dijo a los asociados, que la Unión que ahora dirige seguirá siendo proactiva frente a los obstáculos que día a día se presentan y que no descarta sumar esfuerzos con las áreas del gobierno federal que cuestionan, sin mayor fundamento, las prácticas del sector agrícola orientado a garantizar la producción de alimentos que requiere un país de las dimensiones de México

Publicar un comentario

0 Comentarios