Se aprovecha la pandemia para vender más cara la electricidad a todos los mexicanos: PRI

  • Estamos ante un abuso de autoridad que retrocede al país a la década de 1970. Literalmente el gobierno está tratando de tapar la energía del viento y del sol, con un dedo: su dedo autoritario.: Sauri Riancho
  • Promoverá punto de acuerdo para exhortar al Gobierno dejar sin efecto el acuerdo que da origen a la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional
Ciudad de Mérico.- La diputada Dulce María Sauri Riancho (PRI) advirtió que pese a la crisis sanitaria y económica que atraviesa México debido a la pandemia de Covid-19, las autoridades federales se aprovecharán para vender a precios más elevados la electricidad.

Esto se pretende hacer con el acuerdo que da origen a la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, que contraviene la Constitución, por lo que promoverá un punto de acuerdo para exhortar al Gobierno Federal a dejarlo sin efecto, informó en un comunicado la vicepresidenta de la Mesa Directiva.

“Estamos ante el abuso de autoridades que, de manera oportunista, se aprovechan de la pandemia para violar la libre concurrencia y la competencia económica, para vender más cara la electricidad a todos los mexicanos”.

El acuerdo es “mentiroso”, pretende justificar un acto de ideología energética en lugar de cumplir con su mandato técnico. “No es convincente que una baja de demanda eléctrica en el país tenga como consecuencia, disminuir la generación de energía procedente del sol y del viento”.

La legisladora llamó a no hipotecar el futuro de México y cancelar el acuerdo, así como la serie de abusos que comete el Gobierno federal en materia de energías renovables.

“Impide al país cumplir con sus compromisos nacionales e internacionales para reducir emisiones contaminantes y combatir el cambio climático; lastima a la ciudadanía al complicarle la opción de contratar y consumir energía renovable, a precio competitivo y la condena a pagar mucho más por la electricidad que necesitan hogares y negocios.

“Estamos ante actos de una autoridad que viola la ley y los derechos de quienes han confiado en México para invertir y crear empleos, para facilitarle a Pemex que le venda combustóleo a CFE para generar energía eléctrica cara y contaminante, lastimando la economía y la salud de las familias mexicanas”, subrayó.

Sauri Riancho urgió al Congreso de la Unión a que exhorte al Gobierno Federal a no causar un daño irremediable al futuro del país, y que la Secretaría de Energía deje sin efectos, de manera inmediata, el acuerdo por el que se emite la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 15 de mayo de 202

Estamos ante un abuso de autoridad que retrocede al país a la década de 1970. Literalmente el gobierno está tratando de tapar la energía del viento y del sol, con un dedo: su dedo autoritario.

Es un abuso que lastima el derecho constitucional de las y los mexicanos a vivir en un medio ambiente sano.

Abusa la autoridad que le impide al país cumplir con sus compromisos nacionales e internacionales para reducir emisiones contaminantes y combatir el cambio climático.

Estamos ante un abuso de autoridad que lastima a la ciudadanía al complicarle la opción de contratar y consumir energía renovable a precio competitivo, en todo el país, y en cambio, la condena a pagar mucho más por la electricidad que necesitan hogares y negocios.

Estamos ante los actos de una autoridad que viola la ley y los derechos de quienes han confiado en México para invertir y crear empleos.

Estamos ante un abuso de autoridad para facilitarle a Pemex que le venda combustóleo a la Comisión Federal de Electricidad para generar energía eléctrica cara y contaminante, lastimando la economía y la salud de las familias mexicanas.

Estamos ante el abuso de autoridad donde la Secretaría de Energía invade las facultades regulatorias de la Comisión Reguladora de Energía, y ésta guarda un silencio cómplice.

Estamos ante un acto de autoridad que en lugar de invertir en redes de transmisión, necesarias para llevar energía y evitar apagones, pretenden escudarse en pretextos para justificar lo injustificable.

Estamos ante un acto de autoridad que lastima la libre competencia y que reclama una acción decidida de la COFECE en atención a su responsabilidad constitucional.

Estamos ante un abuso de autoridad que dificulta la entrada en operación oportuna de nuevos parques de generación de energía eólica y solar, que se han llevado tres años en construir.

Estamos ante un abuso de autoridad que le pone un alto a la construcción futura de parques renovables.

¿O alguien va a querer correr el alto riesgo de invertir en un país donde de la noche a la mañana cambian las reglas del juego?

Estamos ante el abuso de autoridades que de manera oportunista, se aprovechan de la pandemia para violar la libre concurrencia y la competencia económica, para vender más cara la electricidad a todos los mexicanos.

Estamos ante un acuerdo mentiroso, que pretende justificar un acto de ideología energética en lugar de cumplir con su mandato técnico.

No es convincente que una baja de demanda eléctrica en el país tenga como consecuencia que se disminuya la generación de energía eléctrica procedente del sol y del viento. En otros países ha sucedido exactamente lo contrario.

Por eso el Grupo Parlamentario del PRI presenta este punto de acuerdo. Más allá de los trámites parlamentarios, es de urgente resolución para no causar un daño irremediable al futuro del país.

Por ese futuro exigimos que la Secretaría de Energía deje sin efectos, de manera inmediata, el Acuerdo por el que se emite la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, publicado en el Diario Oficial del 15 de mayo de este año.

Porque contraviene al artículo 25 de la Constitución, porque no alienta ni protege a las energías renovables.

Porque cancela la participación del sector privado en la generación de energía eléctrica, aun cuando el artículo 27 así lo autoriza.

La Secretaría de Energía, que es la responsable del diseño de la política eléctrica, deberá abstenerse de invadir facultades que le corresponden a la Comisión Reguladora de Energía y al Centro Nacional de Control de Energía.

Exigir el cabal cumplimiento del artículo Tercero Transitorio de la Ley de Transición Energética significa garantizar la participación de energías limpias en la generación de energía eléctrica, hasta alcanzar el 35 por ciento en 2024.

Este punto de acuerdo demanda respeto por los tratados comerciales celebrados entre México, Estados Unidos y Canadá, así como entre México y la Unión Europea.

Tenemos y demandamos la incorporación de las medidas necesarias para el cumplimiento de los compromisos internacionales suscritos por México en materia de energía sostenible y cambio climático en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la Organización de las Naciones Unidas.

Por eso, tenemos y promovemos esta propuesta, que se cancele el acuerdo para no cancelar el presente nuestro y el futuro de las nuevas generaciones.

Publicar un comentario

0 Comentarios