Elevan a rango constitucional las lenguas indígenas y el derecho a cuidar y ser cuidado

  • La Comisión de Puntos Constitucionales aprobó por unanimidad los dos dictámenes
  • Se remitieron a la Mesa Directiva para su programación legislativa

Ciudad de México.- La Comisión de Puntos Constitucionales aprobó, por unanimidad, en lo general y en lo particular, elevar a rango constitucional las lenguas indígenas como maternas, así como el derecho a cuidar y ser cuidado.

Ambos dictámenes se avalaron con 23 votos a favor; reforman los artículos 2º en materia de lenguas nacionales, y 4º y 73 de la Constitución Política, respecto del Sistema Nacional de Cuidados. Se remitieron a la Mesa Directiva para su programación legislativa.

Con relación a las lenguas nacionales, la presidenta de la Comisión, diputada Aleida Alavez Ruiz (Morena), destacó la relevancia de reconocer a los pueblos originarios y la protección del Estado a la lengua indígena, como parte del derecho de la identidad individual y colectiva, porque a través del lenguaje se transmiten sus tradiciones, creencias y formas de organización.

Explicó que en la Carta Magna no se hace referencia expresa a las lenguas nacionales o indígenas, de ahí que “es necesario reconocer a las lenguas autóctonas como maternas, al igual que el español, otorgándoles la calidad de idiomas nacionales”.

La reforma adiciona un párrafo tercero al artículo 2º constitucional, mediante el cual el Estado reconoce a las lenguas indígenas, que tendrán validez en términos de la ley.

“Las lenguas indígenas forman parte del patrimonio cultural de la nación, por lo que el Estado promoverá su preservación, estudio, difusión, desarrollo, uso y una política multilingüe que propicie que las lenguas indígenas alternen en igualdad con el español en todos los espacios públicos y privados”, establece el dictamen.

Sistema Nacional de Cuidados

Sobre el dictamen que reforma los artículos 4º y 73 de la Constitución en materia del Sistema Nacional de Cuidados, la diputada Alavez Ruiz explicó que el derecho a cuidar y ser cuidados supera el ámbito familiar y se vincula a condiciones socioeconómicas diversas.

Por considerarse responsabilidad del Estado garantizar la calidad, accesibilidad y suficiencia de los cuidados dignos, se requiere elevar a rango constitucional esta garantía, a partir de la coordinación interinstitucional, aseveró.

Tendrán prioridad las personas que requieran cuidados por enfermedad, discapacidad, niñas y niños, adultos mayores y quienes vivan en condiciones de extrema pobreza y las personas que realicen actividades de cuidado sin remuneración alguna, subrayó.

El dictamen establece que “toda persona tiene derecho al cuidado digno que sustente su vida y le otorgue los elementos materiales y simbólicos para vivir en sociedad a lo largo de toda su vida, así como a cuidar”.

El Estado promoverá la corresponsabilidad entre mujeres y hombres en las actividades de cuidado, así como la libertad que tienen las personas para decidir si adquieren o no como obligación el cuidar a quien lo requiera, y el derecho para decidir la distribución del tiempo propio acorde con sus necesidades e intereses, refiere el documento.

Para garantizar este derecho se implementará el Sistema Nacional de Cuidados, que dará atención económica, social, política, cultural y biopsicosocial, así como políticas y servicios públicos con base en diseño universal, ajustes razonables, accesibilidad, pertinencia, suficiencia y calidad. Se establece la concurrencia de la Federación, entidades federativas, municipios y alcaldías de la Ciudad de México en este sistema. 

Consideraciones de diputadas y diputados

En torno al dictamen sobre lenguas indígenas, de Morena, el diputado promovente, Iran Santiago Manuel, resaltó la trascendencia de esta reforma constitucional porque las lenguas indígenas son parte del patrimonio cultural y el Estado es responsable de promoverlas, protegerlas, reconocerlas y otorgarles la calidad de idiomas nacionales

Indicó que existen casi siete millones de hablantes de una lengua autóctona en México, concentrados en su mayoría en el sureste, además de que cerca de 860 mil personas hablan el maya, después del náhuatl.

De la misma bancada, el diputado David Orihuela Nava reconoció el esfuerzo de las comisiones de Puntos Constitucionales y la de Pueblos Indígenas para que se revaloren las lenguas originarias como un patrimonio cultural. Invitó a dignificar esta expresión oral para que sean motivo de orgullo y no de discriminación, como ocurre con las personas que las hablan.

El diputado proponente, del PT, Manuel Huerta Martínez, señaló la relevancia de esta reforma para defender el patrimonio lingüístico mexicano que por muchos años ha sido discriminado para reconocer el español y las lenguas autóctonas como nacionales.

El Estado tiene una deuda con las comunidades originarias, donde más del 50 por ciento de las lenguas están condenadas a desaparecer; se requiere reconocer la multiculturalidad en igualdad e inclusión, agregó.

Respecto al dictamen sobre el Sistema Nacional de Cuidados, por Morena, la diputada promovente, Lorena Villavicencio Ayala, afirmó que la pandemia develó la importancia de cuidar y ser cuidado, actividad no retribuida y cuya carga recae en las mujeres.

Consideró que no puede seguirse concibiendo como responsabilidad sólo de ellas, sino de la sociedad. Es un tema de trato digno y de igualdad de género para romper estereotipos y no dejar a la mujer encasillada.

Por MC, la diputada Martha Tagle Martínez, también promovente, sostuvo que el cuidado de las personas es uno de los temas más relevantes que se aprueben en la actual Legislatura. La pandemia ha puesto el tema en el centro, si no hubiera personas que estén encargadas de los diversos cuidados la vida se vuelve un caos y las medidas sanitarias no hubieran funcionado.

El Estado tiene que garantizar este derecho mediante políticas públicas. Aseveró que es una responsabilidad de mujeres y hombres, no únicamente de ellas.

De Morena, la diputada promovente, Paola Tenorio Adame destacó la importancia de reconocer el derecho universal a los cuidados y diseñar un sistema integral que privilegia la dignidad de las personas. 

Agregó que se dan pasos firmes para combatir la violencia en contra de las mujeres y resarcir una deuda con ellas por atender a las comunidades. Es un día histórico aprobar este dictamen, dijo, y agradeció la colaboración de organizaciones de la sociedad civil.

De la misma bancada, el diputado Lucio Ernesto Palacios Cordero señaló que al elevar a rango constitucional el derecho al cuidado el Estado asume una nueva responsabilidad ineludible que desatendió.

La pandemia, dijo, puso al descubierto desigualdades brutales que están agudizadas por el confinamiento obligado recayendo en las mujeres. Esta reforma establece “una nueva ética del cuidado”, sin visión de mercado y utilitaria.

Por el PRD, la diputada Verónica Beatriz Juárez Piña consideró que esta reforma debe “garantizar y no promover” el derecho a ser cuidado y a cuidar, a través de un sistema nacional que asegure la corresponsabilidad entre mujeres y hombres.

Cuestionó que se estereotipe al referir las acciones del Instituto Nacional de Mujeres, por lo que pidió otra redacción que comprometa a todos a cumplir este derecho y no quedar solamente en la demagogia.

Por el PT, el diputado Silvano Garay Ulloa aseveró que con esta reforma se paga una deuda histórica con la gente que requiere cuidados y a quienes los han ofrecido. Es un tema muy importante elevar a rango constitucional este derecho.

Dictamen histórico consolidará el carácter multilingüe

Juan Gregorio Regino, director general del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali), afirmó que el dictamen es histórico porque las lenguas indígenas están en proceso de desplazamiento, disminución en el número de hablantes y muchas en agonía. “Con esta reforma se revitalizará y consolidará el carácter pluricultural y multilingüe al plasmarse en la Constitución como un patrimonio lingüístico nacional”.

Almandina Cárdenas Demay, directora de Políticas Lingüísticas del Inali, sostuvo que “es fundamental elevar a rango constitucional las lenguas indígenas como lenguas nacionales a la par del español”, porque permitirá fortalecer el desarrollo de las lenguas autóctonas, a fin de disminuir la brecha de desigualdad entre ellas y el español y el de las propias comunidades.

Sobre el derecho a ser cuidado, Katia D´Artigues, a nombre de la asociación civil “Yo también”, reconoció a la Comisión de Puntos Constitucionales por atender las propuestas de los ciudadanos, a fin de enriquecer el dictamen y dar a rango constitucional al derecho a ser cuidado y cuidar, así como priorizar la atención a personas mayores, personas discapacitadas y a quienes vivan en extrema pobreza, reconociéndoles su capacidad jurídica.

Parlamento abierto para analizar reformas

En asuntos generales, a propuesta de la presidenta de la Comisión, los integrantes avalaron realizar un parlamento abierto para analizar reformas a la Constitución en los artículos 21 y 73, en materia de seguridad privada; y el cuarto, relativo a inembargabilidad de recursos provenientes de programas sociales.

Al respecto, el diputado de Morena, Héctor Guillermo de Jesús Jiménez y Meneses, destacó que se realice parlamento abierto sobre seguridad privada y programas sociales, que benefician a la población más vulnerable y que no tiene acceso a otros recursos. Destacó la relevancia de atender la desigualdad social.

Publicar un comentario

0 Comentarios