Desecho de papel de dependencias federales se donará sólo a la Comisión Nacional de Libros de Texto

Desecho de papel de dependencias federales se donará sólo a la Comisión Nacional de Libros de Texto

  • Las reformas a la Ley General de Archivos fueron avaladas por consenso y remitidas al Senado de la República
  • Se beneficiarán de manera directa a 26 millones de alumnas y alumnos de educación básica: diputada Navarrete Rivera

Ciudad de México.- La Cámara de Diputados aprobó, por unanimidad, reformar la Ley General de Archivos, con el objetivo de que los sujetos obligados que son entes públicos del ámbito federal donen “únicamente” a la Comisión Nacional de Libros de Texto, para fines de reciclaje, y sin carga alguna, el desecho de papel derivado de las bajas documentales en términos de las disposiciones jurídicas aplicables.

La modificación al artículo 15 de dicha ley, avalada con 458 votos, fue remitida al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

El documento refiere que, en la actualidad, en el artículo 15 de la ley “sorprende que la disposición del papel empleado para archivos y aspectos documentales para desecho tengan una cláusula de elección “opcional” para el destino de la donación de papel, donde la sugerencia central es la Comisión Nacional de Libros de Texto”.

Subraya que tomando en cuenta que los libros de texto oscilan entre los ocho y los 40 pesos, sacar provecho de aquello que ya no se ocupa por parte de las instituciones gubernamentales es un beneficio doble (económico y ecológico) con implicaciones positivas que “no pueden ser dejados a la arbitrariedad, la preferencia y la continencia de quien sea el encargado de tomar una decisión que hoy en día no puede ser tomada de manera ligera ante la urgencia climática que atravesamos”.

Precisa que plantear una reforma al aspecto “preferencial” en el artículo 15 de dicha ley es indispensable. Dejar a disposición de privados el manejo del reciclaje, los cuales fueron seleccionados de forma arbitraria, es poco eficiente si se pretende garantizar un provecho adecuado para el papel utilizado en archivos.

Se fomenta un ciclo de consumo responsable y manejo de recursos no renovables

Al fundamentar el dictamen, la diputada Alma Delia Navarrete Rivera (Morena), integrante de la Comisión de Gobernación y Población, indicó que la propuesta permitirá que diversas dependencias entreguen gratuitamente sus derechos de papel para que la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos recicle o permute por papel nuevo, lo que de manera directa beneficiaría a 26 millones de alumnas y alumnos de educación básica.

Resaltó que, al elevar a rango de ley, se fomenta un ciclo de consumo responsable y la conciencia del manejo de los recursos no renovables, reducir, reusar y reciclar.

Sostuvo que la reforma conlleva beneficios evidentes como evitar la tala de árboles, evitar la generación de gases de efecto invernadero y se consigue disminuir el consumo energético primario. Comentó que la fabricación de pulpa de papel reciclada, en comparación con la generación de pulpa de árboles y otras plantas para fabricar nuevos productos de papel, consume menos energía y menos agua.

El diputado José Salvador Rosas Quintanilla (PAN) señaló que es importante observar las necesidades de la administración pública y los insumos que se tienen y que no se aprovechan al máximo. La industria del reciclaje y, en particular las del papel, en el ámbito mundial producen aproximadamente dos mil 100 millones de toneladas de basura al año, de los cuales sólo se recicla el 16 por ciento.

Por ello, expresó su preocupación por encontrar herramientas que sirvan a la sociedad para un mejor aprovechamiento de recursos, que a su vez tenga beneficios transversales a la cultura. Comentó que con la reforma se fortalece el reciclado y reutilización de dichos materiales y se ayuda a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos a cumplir con los objetivos que la caracteriza.

Publicar un comentario

0 Comentarios