La convocatoria al diálogo de los gobernadores debe ser motivo de reflexión, no de descalificación: diputada Dulce María Sauri

Ciudad de México.- En nombre del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, la diputada Dulce María Sauri Riancho llamó a iniciar un diálogo nacional para fortalecer el federalismo, una propuesta que debiera llamar a la reflexión más que a la descalificación, porque en estas condiciones “no podemos seguir centralizando recursos bajo el pretexto del combate a la corrupción, debilitando a estados y municipios y vulnerando a la ciudadanía y sus derechos”.

En la sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la también vicepresidenta de la Cámara de Diputados, pidió poner nombre y apellido al federalismo libertario que demanda una sociedad que no acepta regresar al pasado, y exige al Gobierno respuestas a sus demandas.

En este contexto y en otro orden de ideas, las y los diputados del PRI condenaron el asesinato del Juez de distrito de Justicia Penal Federal en Colima, Uriel Villegas Ortiz y su esposa, Verónica Barajas y exigieron a las autoridades la investigación correspondiente para esclarecer los hechos, demandó al Estado Mexicano garantizar, con todos los elementos a su alcance, la plena acción de los poderes y su autonomía.

En la discusión de la agenda política, la diputada federal se refirió al federalismo y dijo que “las crisis exigen soluciones que sólo se encuentran revisando las razones profundas para permanecer unidos, así que nadie puede oponerse a revisar el federalismo, pues es la libertad una condición indispensable para ejercer derechos y para procurar la igualdad, en un México donde la pobreza es el rostro más terrible y dramático”, planteó.

Los mexicanos hoy preguntan ¿por qué sólo el 20 por ciento de la recaudación participable va a las entidades federativas? ¿Por qué no el 25, el 30 o el 50? No es dinero del Gobierno federal, es de la federación.

Otro cuestionamiento frente a la pandemia del Covid-19 es ¿de qué ha servido el modelo concentrador de recursos para la salud, en el INSABI? si no hay respuestas a satisfacción, qué pasa con los empleos perdidos que suman millones y si es pertinente mantener la secrecía de los padrones de beneficiarios de los programas federales, en vez de coordinar las acciones con las autoridades locales.

Insistió, imaginar que desde las supuestas alturas del Ejecutivo federal se hacen mejor las cosas es ignorar o menospreciar a la organización social que se da desde la instancia local.

Dulce María Suri Riancho fue más incisiva, “las alturas del poder presidencial impiden ver los rostros y saber los nombres de los que perdieron patrimonio, salud y vida de sus seres querido, datos que si se conocen a nivel local y se atienden con un presupuesto disponible más no suficiente”.

Acentuó que existen muchas razones para revisar el federalismo, además de la igualdad, está la seguridad, la paz y tranquilidad de la población, hay que fortalecer las policías locales; cuidar el medio ambiente y la autosuficiencia energética, para generar energías limpias y cambiar nuestras obsoletas refinerías de petróleo.

Concluyó, cierto la Secretaría de Hacienda ha entregado puntualmente las participaciones que les corresponden a los estados, dinero que forma parte de un Fondo de Ahorro de Estabilización de los Ingresos de Entidades Federativas, pero no es dinero suficiente para atender la emergencia y “lamentablemente no ha llegado un peso más, nada que indique un apoyo federal, siquiera remotamente semejante a la magnitud del reto que enfrentan cotidianamente quienes gobiernan estados y municipios”.

Publicar un comentario

0 Comentarios